Reflexología

La reflexología ayuda a crear un estado saludable y armónico, ideal para el funcionamiento eficaz del ser humano a nivel físico, mental y emocional. Esta forma natural de curación ha pasado la prueba del tiempo y sigue siendo un tratamiento seguro, sencillo e incruento que obtiene notables resultados en todo el mundo. La reflexología estimula o calma zonas del cuerpo mediante la manipulación inteligente de sus zonas o puntos reflejos en los pies. Estos puntos son la correspondencia exacta, precisa y en miniatura de otras partes, órganos y glándulas del cuerpo. La manipulación de puntos reflejos específicos en los pies provoca una respuesta refleja favorable e involuntaria en la parte relacionada del cuerpo. Los pies también reflejan el estado de la mente, el cuerpo y el alma mediante la textura y condición de sus plantas. La oleada repentina de energía vibrante que genera el masaje reflexológico rejuvenece el cuerpo, disipa los impedimientos emocionales y establece un estado de paz interior en el cual puede recuperarse y/o mantenerse un estado saludable natural.